ROPA USADA PARA AYUDAR A ÁFRICA

SOS ÁFRICA lleva a cabo campañas de recogida de ropa usada y de zapatos en todo el territorio peninsular del Estado. Dada la envergadura de las mismas, se encarga de la materialización de la recogida una empresa especializada en logística. El objetivo principal de la recogida de ropa usada es poder ayudar a los hombres y mujeres que hacen posible la solidaridad. "Sin medios no hay remedios".

COLEGIOS Y PARROQUIAS

Cientos de colegios y de parroquias esperan cada curso la cita anual con SOS ÁFRICA para motivar a los alumnos y parroquianos a colaborar con una organización con causa y con conocimiento de la realidad africana a través de las organizaciones locales a las que brinda su apoyo. Las donaciones de ropa de los ciudadanos se realizan a través de los colegios y de las parroquias. Estas donaciones se hacen a SOS ÁFRICA para ayudar a ÁFRICA.

ROPA USADA Y RECICLAJE

Nuestras campañas ofrecen a los ciudadanos la posibilidad de donar su ropa a una organización sin ánimo de lucro y con objetivos claramente humanitarios y solidarios, representando también un claro beneficio para la recogida selectiva de residuos urbanos. Los expertos sostienen que cada ciudadano tira aproximadamente 7 kilos de ropa al año. El destino de la ropa que la gente no se pone, que ya no gusta o que está rota o gastada suele ser la basura, pero es de provecho para SOS ÁFRICA.

EL DESTINO DE LA ROPA USADA

a) Envío a África

Al finalizar la campaña la ropa usada recogida es sometida a clasificación en el centro logístico. Hasta hace poco una parte de la ropa usada de buena calidad se enviaba a África -Sur de Sudán, Congo, Gabón, Kenia y Guinea Ecuatorial- y se ponía en manos de asociaciones locales, que se encargaban de su gestión. Parte de esa ropa se daba a colectivos con necesidades urgentes, la parte restante era vendida por sus gestores a precios asequibles para la población, lo que contribuía de algún modo a estimular la actividad económica y, en algunos casos, a ocupar a las jóvenes de las ciudades en menesteres más dignos.

b) Venta

El grueso de la ropa usada de baja calidad se vendía a la industria textil para su reciclaje y reutilización. El dinero obtenido con la venta posibilitaba la materialización y financiación de proyectos. Es más, hizo posible la adquisición de ropa nueva para escolares en el Sur de Sudán, en Etiopía y en Guinea Ecuatorial.

Montón de ropa usada, lista para su clasificación.

SUSPENSIÓN DE ENVÍOS

Pero los debates sobre la conveniencia de enviar siempre productos "usados" (de segunda y hasta de quinta mano),  los ingentes gastos de los envíos, los problemas en los puertos de salida y de destino, los problemas de corrupción, la dificultosa gestión del material enviado, etc. han obligado a suspender temporalmente el envío de ropa usada a África y a optar por aportar fondos económicos para poder llevar a cabo los proyectos de sus contrapartes. La obtención de fondos se hará mediante la venta de la ropa usada (proyecto de tiendas) y a empresas de reciclaje y reutilización.