El médico afroamericano Alphonse Arcelin Piel humana de alto interés morbósico 
Manifestaciones, encierro en la catedral, protestas ante el museo,  impulsados por el CIIC con el apoyo de SOS ÁFRICA. Aunque el museo perdió su "pieza más emblemática", todavía quedan "piezas" que ofenden a la sensibilidad humana.

OS ÁFRICA y el Centro Interafricano de Iniciativas Culturales (CIIC) apoyaron desde el primer momento la iniciativa del médico afroamericano Alphonse Arcelín de forzar la retirada del hombre africano disecado como una bestia, ridiculizado con falsos atributos de guerrero,  y exhibido irrespetuosamente como "pieza" en el museo del error y del horror de Banyoles (Girona), en lo que la inmensa mayoría de africanos, afroamericanos y personas respetuosas y sensibles con la dignidad de los difuntos y de las personas interpretó justamente como una apología de trasnochado racismo. Miles de cartas de protesta de todo el mundo llegaron la sede de SOS ÁFRICA. Sin embargo, el Patronato del museo, formado por individuos supuestamente "progresistas" e "independientes" -vivir para ver-, cegados por un ánimo de lucro escandaloso, alegó frías y absurdas razones técnicas y seudo científicas para mantener la exhibición, pero no tuvo más remedio que ceder a la presión internacional  y se vio  forzado a retirar el difunto que había sido vergonzosamente disecado. 

Victoria. Después de un largo tiempo depositado en un almacén como si fuera un trasto cualquiera, el cuerpo del hombre africano fue trasladado a Botswana, tal y como exigimos, donde -enterrado con solemnidad- ya descansa en paz. Una gran victoria. Esta página es un homenaje de desagravio a la dignidad humana y, más concretamente, a la dignidad de los Pueblos de África. Y también un reconocimiento al hombre que inició la lucha. Y a todos aquellos que secundaron nuestras iniciativas.